¿ QUÉ ES UNA CLÁUSULA SUELO ?


La cláusula suelo es aquella condición financiera establecida en nuestra hipoteca según la cual se establece un límite a la bajada del tipo de interés -normalmente el Euribor- de modo que aunque el Euribor baje el interés sobre el capital para el deudor continuará siendo el mismo y la cuota hipotecaria no nos bajará por más que baje el Euribor.

Por ejemplo, si en su crédito hipotecario se prevé un interés mínimo (o cláusula suelo) del 2,5%  y aplicásemos los valores del Euribor  a marzo de 2013 (suponiendo que existe un diferencial de 1,25 puntos al interés variable), tendriamos que:

         (Euribor 2013) =                          0,5

        Adición de 1,25 puntos =      +    1,25

                                                   _____________

                                                                 1,75 %

Por lo que el interés ordinario sobre el capital debería ser del 1,75%, en cambio, al estar fijada la cláusula suelo se continuará pagando el 2,5%.

Generalmente, junto con la cláusula suelo, los bancos suelen pactar “cláusula techo” del 10, 12 y 15%. Estos techos que se suscriben se sitúan en más del doble del máximo histórico del euribor (5,39 en julio de 2008), por lo que su estipulación es meramente testimonial y no satisface ningún interés o garantía del hipotecado siendo por tanto un fraude de ley.

Por tanto, el problema de este tipo de cláusula radica en la desproporción de los límites fijados, ya que normalmente las cláusulas suelo se fijan  entre un 2,5% y un 3%, mientras que la cláusula techo se fija entre un 10 y un 20%.

 ¿QUE PUEDO HACER ANTE UNA CLÁUSULA SUELO?

La primera vía debe ser acudir a un profesional, para que en primer lugar le asesore sobre la viabilidad de negociar las condiciones y posibles cláusulas abusivas presentes en su crédito hipotecario con su entidad bancaria.

En caso de no llegar a ningún acuerdo previo con su banco, la vía judicial se basa en  alegar ante el Juzgado de lo Mercantil competente, esta cláusula como abusiva, en virtud de la legislación y jurisprudencia vigente.

Actualmente muchos tribunales (tanto de las Audiencias Provinciales  como el Tribunal Supremo) están considerando las cláusulas suelo como abusivas, alegando que la regulación sobre Consumidores y Usuarios prevé que las condiciones no negociadas en un contrato y que perjudiquen al usuario podrán ser consideradas como abusivas.

En fecha 9 de mayo de 2013, el Tribunal Supremo, dictó Sentencia por la que se entendía la abusividad de las cláusulas suelo y declaraba la nulidad de dichas cláusulas suelo.

Concretamente en dicha Sentencia del Tribunal Supremo establece que las cláusulas suelo” son abusivas, con arreglo a los siguientes puntos:

1)  Declara la nulidad de las cláusulas suelo en los casos de falta de transparencia por parte de la entidad bancaria.

2)  Declara que este pronunciamiento no comporta devolución de las cantidades ya satisfechas por cuanto que el mismo dimana de una demanda colectiva.

3)  Razona que este pronunciamiento no significa la nulidad de las denominadas cláusulas suelo cuando se cumplan los requisitos de transparencia respecto de los consumidores, requisito que prácticamente no existe en las hipotecas firmadas con anterioridad al año 2.013.


Relacionados

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On LinkedinVisit Us On Google Plus